Todo lo que debes saber sobre toldos que dejan pasar la luz

 toldo extensible para terraza

La demanda de toldos que dejan pasar la luz se acrecienta durante los meses de otoño e invierno por la necesidad de aprovechar la luz solar, oponiendo una resistencia eficaz contra el viento y la lluvia. Estas estructuras se diseñan con materiales y sistemas que permiten el paso de la radiación solar, ofreciendo así una óptima iluminación en interiores, sin que las inclemencias meteorológicas disminuyan el bienestar.

Los toldos con estas características se desarrollan con tres materiales: el cristal, el policarbonato y el tejido Screen. En primer lugar, los toldos transparentes para terrazas fabricados con placas de cristal son una solución idónea para épocas de intenso calor. Estéticamente, se adaptan a la arquitectura y la decoración moderna y minimalista, siendo especialmente favorecedores para estilos diáfanos. Respecto a sus prestaciones, garantizan protección frente a las inclemencias meteorológicas y armonizan con la arquitectura y la naturaleza de su entorno.

Los toldos de placas de policarbonato se distinguen por su capacidad para aprovechar la luz solar y reducir el consumo de electricidad. A diferencia de la madera y las fibras naturales, este PVC transparente es ignífugo y resiste bien las altas temperaturas gracias a sus propiedades termo-aislantes.

Como alternativa a los anteriores, los toldos de tejido Screen incorporan un material técnico fabricado en poliéster con un recubrimiento de PVC, responsable de sus prestaciones únicas. Debido a su grosor, es la estructura que más calor retiene en su tejido, si bien su capacidad para dar paso a la luz es limitada en comparación con los estores de placas de cristal y de policarbonato. Por tanto, no se identifican precisamente con toldos traslúcidos.

Con todo, estos toldos hechos a partir de tejido Screen están diseñados para favorecer la conservación de la energía térmica, por lo que aportan un valioso granito de arena al ahorro energético y la sostenibilidad.

Además del material, el sistema utilizado es característico de los toldos transparentes para patios y terrazas. Frente a los techos fijos, sin lamas orientables, los techos móviles son la solución más adecuada para permitir el paso de la luz solar, al tiempo que proporcionan un cerramiento necesario para combatir el viento, la lluvia y otras adversidades meteorológicas.

Con los toldos de techos móviles, es posible salvaguardar terrazas, porches y demás espacios en periodos como el invierno y el otoño, sin renunciar a una iluminación adecuada. Por ejemplo, los toldos de techos móviles de cristal se adaptan a las necesidades lumínicas del usuario, que podrá regular el nivel de cerramiento deseado, sin que ello obligue a depender del suministro eléctrico para disfrutar de una iluminación aceptable.

Esta clase de toldo que deja pasar la luz es beneficiosa, como se ha mencionado, para el ahorro energético, una necesidad creciente en millones de hogares españoles a raíz del conflicto ruso-ucraniano y la posterior crisis del sector energético.

Para ahorrar en la factura de la luz y beneficiar al medio ambiente, se recomienda por tanto disponer de este tipo de toldos, capaces de maximizar los efectos lumínicos del sol y de disminuir el impacto de la electricidad en el presupuesto doméstico.

Imagen de https://www.toldosroama.com

Scroll al inicio